Saturday, March 21, 2015


9- Nozarashi

Clic aquí para ver capítulos anteriores:
 1  2 - 3 - 4 - 5  - 6 7


NOZARASHI
(INTEMPERIE)

* capítulo 9
 *


Un juego de verano
en el jardín japonés.

(a Ricardo Rodríguez Ponte, 
de cuyo apasionado trabajo 
hallarán esquirlas desperdigadas 
a lo largo de estos breves capítulos)


CAPÍTULO 9

- ¿Cómo se llamaba tu pescado? 


 Durante esas tres horas me había sentido incómodo y el tono de su pregunta me decidió a pedir la cuenta. Sebas es la única persona a la que le conté detalles de mi búsqueda. Ni siquiera a mi analista se lo confié; pero un analista no cuenta como persona. 

- Roberto 

- ¿Por qué no le pusiste Viernes? - remató

Me tuvo que explicar el chiste: yo era Robinson Crusoe.

Tan pronto salí del café regresé a lo que abandonara hace ya un mes y medio. Pero una vez más Celina no atendió su celular. A su casa no estoy dispuesto a llamar otra vez. Lo hice el día en que me encontré con su nota y sin el pez. Mientras su madre me volvía a gritar barbaridades, yo pensaba "Ana es Celina en persona". Que si no es gen, será identificación: el mismo registro de voz, el mismo color, el mismo martilleo de oclusivas. Ana, la madre, sigue sin perdonarme aquella mañana de internet.




* * *


Me gustaba adivinar el rostro de Celina mirándole la pasión de los dedos sobre el teclado de la computadora. Podía pasarse horas "accionando" en Facebook.

Aquel día ella no había dado clases en el IUNA y yo estaba con parte de enfermo en mi trabajo de la escuela. 


Era cerca del mediodía cuando sentí ese fastidio que me ganaba cada vez que comenzaba a enredar sus piernas en la silla y en la web. Pero su pelo negro sobre esa remera breve. Y el modo en que su orilla tocaba el agua inicial de sus nalgas. Ahora a la distancia me pregunto cuál sería el mérito de esos enojos míos, insistentes, como para no dejarme ver lo sencillo que era desenredarla y torcer su corriente celina hasta la cama. De hecho fue así de simple hacerla abandonar el teclado y el living.

Pero ya entregada a nuestra misa caníbal, le pedí un instante. 
Dejé el cuarto. 
Fui hasta la computadora.
Su muro estaba abierto.

Escribí mi mensaje para los 2352 (x 2) ojos de sus amigos en red.



Y volví a la cama con ella. 


Clic en el botón de play)
En la radio sonaba un tango electrónico que por lo que sucedió después ya no voy a olvidar.










(Para leer el capítulo 10, clic aquí)


Guillermo Cabado


.

La primera de las imágenes es un fotograma del film de Kenji Mizoguchi,
 "Utamaro y sus cinco mujeres", inspirado en Utamaro Kitagawa, 
quien fuera acaso el principal referente del shunga ( 春画, "shunga": "imágenes de primavera") 
género de la pintura ukiyo-e
posiblemente también sea el progenitor del hentai, género "pornográfico" dentro del manga contemporáneo.

La otra imagen corresponde a la mirada sobre el shunga del artista norteamiericano Bob Kessel.

El tango es "Perfume" de Bajo Fondo Tango Club,
con la voz invitada de Adriana Varela.





No comments: